Madrid – Homocigotrip #17

IMG_7174IMG_7728 (1)

Vuelvo a la rutina. Me incorporo a la vida real después de pasar una semana por la capital. Cada año me intento escapar unos días a Madrid para visitar a amigos, salir a tomar unas cañas y sobretodo descubrir nuevo sitios donde ir a comer. Creo que cada vez me estoy haciendo más aficionado a la gastronomía.

Mis planes por la gran ciudad la verdad es que no estaban muy delimitados, de hecho -para ser sincero- no había ningún plan concreto; solo relajarme. Lo primero que hice una vez instalado fue darme un paseo por la Gran Vía. Se que es agobiante con tanta gente y que es el topicazo de provinciana turista pero aun no ha dejado de impactarme esta avenida. El resto de días estuve paseando por Malasaña, visitando algunas exposiciones, fui al cine a ver la -muy cuestionable- película de Almodovar “Julieta” y comiendo en sitios muy pero que muy guays. Voy a obviar las cenas de sushi que estaban claras que iban a intervenir y quiero recomendaros dos sitios donde la comida es toda una experiencia.

El primero de ellos es el StreetXo, uno de los restaurante del cocinero David Muñoz situado en una azotea de la  calle Serrano. La fusión de distintas culturas de cocina son toda una experiencia para el paladar y el resto de sentidos. Por otro lado, si os gusta la comida orgánica, en la calle San Lucas se esconde tras un aspecto de mercado el restaurante La Huerta de Lucas donde hasta la CocaCola es de origen orgánico exenta de cualquier producto basura.

IMG_7729IMG_7731IMG_7250IMG_7608IMG_7726IMG_7732IMG_7727IMG_7581IMG_7725IMG_7730IMG_7568

Viena -Homocigotrip #16

IMG_4701IMG_4618

Aloha! Hoy sigo contándoos mi segundo destino en mi intrépida aventura por el este de Europa. Como os conté en el pasado post, la primera parada fue Budapest, después de cuatro fantásticos días por allí cogimos un bus que nos llevó a Viena. Lo primero que os voy a recomendar es la empresa de autobuses con la que viaje porque me pareció una pasada. Se llama Student Agency. Por menos de 10€ conseguimos los billetes y en el autobús teníamos wi-fi, enchufes, café y té gratis, asientos comodísimos y lo más fuerte es que cada siento tiene una pantalla táctil donde tienes acceso a películas, series, música incluso acceso a Internet. En aquel momento creo que esa plaza de autobús era mejor que mi casa. Muy recomendable.

Nos alojamos en un hotel no muy lejos del centro con unas vistas muy típicas de viena, es decir, a un edificio precioso. Mis expectativas de esta ciudad eran de un lugar donde todos los edificios tenían un estilo señorial, mucho blanco por todas partes y todo muy limpio. Efectivamente no me equivoque en nada, todos los edificios parecen monumentos.

El primer día visitamos una de las paradas imprescindibles y fue una de las que más me gusto. Se trataba del parque de atracciones de Prater. Lo primero que encontramos fue una plaza donde sonaba una música en plan Disneyland desde unos altavoces. De fondo teníamos la mítica noria que se trata de una de las norias más antiguas. El resto de parque era una locura, parecía la típica feria de las películas americanas súper ostentosas en plan la que sale en la película Grease, pero con toques a Disneyland. Era una pasada.

Otra parada que destacaría a parte de lo típico  es el palacio de verano de la emperatriz Sisi. Está un poco alejado de la ciudad pero es impresionante lo majestuoso y lo grandes que eran los jardines. Incluso hay un zoo dentro de los propios jardines del palacio.

En conclusión Viena es una ciudad con sitios muy bonitos pero como os dije en el anterior post, Budapest fue mi parada preferida.

IMG_4778IMG_4776IMG_4730IMG_4805IMG_4751IMG_4703IMG_4704IMG_4702IMG_4647IMG_4917IMG_4700IMG_4916IMG_4940

Budapest – Homocigotrip #15

IMG_4450IMG_4199

Hola de nuevo bonitos!

Después de unas largas vacaciones ya he vuelto a la realidad tangible y a mi rutina habitual. Como sabéis he estado de viaje por el Este de Europa con un par de buenas amigas haciendo paradas por varias ciudades. En los próximos posts os voy a ir contando que cosas he visto, que os recomiendo y que no de cada uno de mis destinos descubiertos. Hoy empiezo por Budapest.

Una tarde de miércoles comenzamos nuestra travesía cogiendo el avión desde el aeropuerto de El Prat de Barcelona. Casi tres horas más tarde aterrizábamos en Budapest, Hungría. Nos alojamos en el Hostal Avenue. Si vais a Budapest y queréis un alojamiento barato este lugar es súper recomendable. Esta decorado como un catálogo de Ikea y el buen rollo entre las gente es increíble. Tiene una cocina genial y las habitaciones – a pesar de ser compartidas- están muy bien. Lo mejor de este sitio es sin duda la localización ya que está en pleno centro.

Estuvimos cuatro días en la ciudad y tengo que reconocer que poco a poco me fue gustando más. Lo primero que debes hacer al llegar, es buscar un sitio de cambio de divisas ya que allí todo funciona con Florines Húngaros, que al cambio con el euro salimos ganando, porque eso parece que todo sea muy barato.

El río separa las dos antiguas ciudades de Buda y Pest. La primera más antigua y con aires medievales que recordaba a un cuento Disney y la segunda mucho más cosmopolita y llena de vida. Los puentes que conectan las dos partes de la ciudad son auténticas construcciones de película que me dejaron impresionado.

Una parada indispensable en Budapest son sus termas. La sensación de pasar de una sensación termina bajo cero a meterte en piscinas de aguas termales es tan horrible como divertido a la vez. Os recomiendo que vayáis al atardecer como hice yo porque la luz con el vapor del agua hacen un paisaje precioso.

Patinamos sobre hielo, visitamos todos los monumentos como la plaza de los Heroes, la Basílica o el Parlamento y cómo no, paramos en muchas cafeterías para retomar fuerzas y entrar en calor.

Os adelanto que Budapest fue el destino que más me gustó de los tres que visité pero los otros dos también fueron inolvidables. Pronto os cuento todos los detalles.

XX

IMG_4312IMG_4258IMG_4387IMG_4295IMG_4725IMG_4259IMG_4386IMG_4363IMG_4716IMG_4513IMG_4727

Gaztelugatxe #14

IMG_9883

IMG_9875

Hola bonitos!

Hoy es lunes, y hace justo una semana estaba en el lugar de las fotos: San Juan de Gaztelugatxe. Como ya os conté en el homocigotrip del viaje a Bilabo, hay que subir 237 escalones para llegar a la ermita de la cima del islote; pero nosotros decidimos quedarnos a mitad camino en uno de los miradores que hay por el recorrido hasta la ermita.

Las vistas desde luego son increíbles, aunque el look no fue de lo más acertado. Creo que nunca aprenderé a no llevar plataformas cuando se trata de subir y bajar por la montaña.

XX

IMG_9877

Processed with VSCOcam with hb1 preset

IMG_9878

IMG_9876IMG_9874

Processed with VSCOcam with hb1 preset

IMG_9873

 

 

Cromosoma XX: Jeans: PULL AND BEAR, sweater: MANGO, shoes: LOCAL SHOP LONDON, jacket: STRADIVARIUS, scarf: PRIMARK

Holanda – Homocigotrip #13

IMG_2323IMG_2081

Canales, bicicletas y una magia especial serían las tres cosas que si viajas a Holanda no vas a para  de encontrarte. Como sabréis muchos de vosotros, este puente me escapé a tierras holandesas una semanita para reunirme con unos buenos amigos, y creo que me he dejado un trocito de mi corazón allí.

En total visité tres ciudades. Primero estuve en Arnhem, una ciudad llena de encanto y paisajes preciosos. Allí cogimos unas bicis -algo imprescindible si vas a Holanda- y recorrimos un precioso parque y la orilla de un río. También fue la ciudad en la que más comida típica probé, en concreto el queso y las famosas kroket, que vienen a ser unas croquetas de cocido.

El segundo lugar que visité fue el pueblo de Utrecht. Os recomiendo que si tenéis la oportunidad de ir, lo hagáis. A pesar de ser pequeñito, esta repleto de calles comerciales, gente en las terrazas, tiendas, luces y cafeterías preciosas. Una de las paradas obligatorias allí, es Frietwinkel en la calle Vinkenburgstraat, nº 10. Se trata de un puesto de patatas fritas caseras y donde tiene la mejor salsa de curry que he probado nunca.

Por último pasamos el fin de semana en Amsterdam donde nos hospedamos en un hostal bastante céntrico. Hace unos años ya había estado, fue graciosos tener una especie de flashbacks cada vez que reconocía una rincón o una calle. Si os gusta la ropa vintage como a mi, esta ciudad es vuestro paraíso. Hay miles de tiendas donde la ropa esta en muy buenas condiciones y los preciosos son razonables. Pero si lo que buscas con autenticas gangas tu sitio es el mítico mercadillo de las Pulsas. Esta llenos de puestecitos donde la ropa es baratísima y aunque igual pierdes toda una mañana rebuscando entre montones de ropa siempre se encuentra alguna joya.

Pasear por el mercado de las flores, visitar el barrio rojo por la noche, Dam Square, la casa de Ana Frank o el Museo Rembrandt también son puntos claves de la capital holandesa. Pero si algo es importante en un viaje a este país, es dejarte caer por algún coffeeshop.

 

IMG_1640IMG_2439IMG_1691IMG_2148IMG_2089IMG_2478IMG_1627IMG_1657IMG_1702IMG_2497IMG_2207IMG_2364

BILBAO – HOMOCIGOTRIP #12

Processed with VSCOcam with hb1 preset

Processed with VSCOcam with hb1 preset

Cielos nublados, edificios preciosos y una cultura única es lo que me he encontrado este puente por mis aventuras en Euskadi. Bilbao es una ciudad preciosa: es pequeña y puedes recorrértela perfectamente en un día y muchos paseos. Pero también es diferente en cada calle, y todo el rato te sorprende con algo distinto al girar la esquina.

Su casco viejo está lleno de edificios preciosos y callecitas estrechas. Su plaza mayor es acogedora pero imponente al mismo tiempo; y ahora está preciosa con la decoración navideña. Toda la ciudad está llena de luces, y de noche los árboles brillan de color azul. Además todas las luces se reflejan en la ría por lo que pasear por la noche allí es una maravilla, sobre todo si acompaña el buen tiempo que ha hecho estos días. Bilbao está lleno de puentes, cada uno distinto y más guay que el anterior. Paseando por ellos te cruzas a todo tipo de gente, y es cierto eso de que en Euskadi se llevan los turbantes y los flequillos.

Uno de mis puentes favoritos es el que conducía al Museo Guggemheim: parada imprescindible. Que sea tan famoso por su esqueleto es normal, cuando estás allí impresiona. Todo lo que rodea al museo brilla del mismo color, y es tan diferente, robusto y delicado que no te lo esperas. Pudimos ver la exposición Making África, un abanico enorme de distintos campos creativos que ofrecen una perspectiva nueva del continente. Allí vimos diseño de objetos, ilustración, moda, arquitectura, urbanismo, cine y fotografía de un montón de artistas africanos, y es una lástima que no se puedan sacar fotografías en los museos -aunque algo cacé-. Además de esta exposición, me quedé impresionada con la sala de Film&Video donde proyectaban a cuatro paredes La nube del no saber, una obra de Ho Tzu Nyen. Algo que no sabría muy bien cómo definir pero que me encantó.

Aunque no todo fue Bilbao, un día cogimos el coche y nos hicimos unos cuantos kilómetros hasta San Juan de Gaztelugatxe: una ermita construida sobre un islote del Mar Cantábrico, pero para acceder hay que subir 237 escalones. Yo me quedé a mitad camino, pero son unas vistas impresionantes. Es normal que la gente se vuelva loca con sus olas y el agotamiento merece la pena. Ha sido un puente tranquilo, para coger fuerzas del encanto del norte de cara a las semanas que se nos vienen encima. Winter is comming babes.

XX

Processed with VSCOcam with hb1 preset

Processed with VSCOcam with f2 preset

Processed with VSCOcam with hb2 preset

Processed with VSCOcam with hb2 preset

Processed with VSCOcam with hb2 preset

Processed with VSCOcam with hb2 preset

Processed with VSCOcam with hb2 preset

Processed with VSCOcam with hb1 preset

Processed with VSCOcam with hb2 preset

Processed with VSCOcam with hb1 preset

Processed with VSCOcam with a6 preset

BCN – Homocigotrip #11

IMG_0465

IMG_0494

Después de un largo fin de semana en la ciudad Condal, vuelvo aquí para contaros que tal me ha ido. Como repito siempre, Barcelona es mi ciudad favorita del mundo y me encanta tener la sensación que se esta convirtiendo en mi segunda casa. Ya he perdido la cuenta de las veces que he estado estos últimos años, pero siempre descubro algún rincón nuevo.

Esta vez por fin he estado en uno de los sitios que tenia pendiente, los Bunkers. Hace poco vi una película llamada “Barcelona nit d’estiu” la cual me enamoró. El film narra seis historias de amor diferentes y paralelas que ocurren la misma noche bajo el cielo de Barcelona. Una de estas seis historias, y quizás la que más identificado me siento con ella, tiene su desenlace precisamente en este lugar mágico: los Bunkers. De allí arriba se pueden apreciar unas vistas increibles de toda la ciudad. Está tan alto que parece que la Sagrada Familia sea un edificio diminuto. Os recomiendo que veis la pelicula y sobre todo os recomiendo que visitéis este lugar tan especial.

El resto de viaje fue tan divertido como siempre. Me reencontré con muchos amigos de allí, conocí a gente nueva y salí de fiesta por las salas que más me gustan. Como no, también probé algún restaurante nuevo. Esta vez fue la hamburguesería Oval en el Carrer de València 199. Súper recomendable la hamburguesa de ternera con salsa de mango.

Ya cuento los días para volver de nuevo y no quiero adelantar nada, pero seguramente sea dentro de muy poco.

FullSizeRender (1)

FullSizeRender

IMG_0477

IMG_0495

DSC_7894

IMG_0497