Estat

TÜBINGEN – HOMOCIGOTRIP #4

Suelos enladrillados, casas inclinadas, olor a kebab en las calles y algo de sol por las mañanas. Tübingen ha sido mi refugio durante una semana, y no ha hecho falta más tiempo para robarme el corazón. El encanto de las calles estrechas repletas de escaparates de tiendas hippies de decoración o el color verde amarronado que tenía cada parque hacían que quisiera estar allí para siempre. Y no voy a hablar de los preztels y de los pasteles, por que a mi se me conquista con el estómago.

Los días se han resumido en largos paseos descubriendo sus encantos y los de las ciudades colindantes. He disfrutado de cada momento, columpiándome en las ruedas de los parques, atravesando en bicicleta la ciudad o haciendo un picnic en el Castillo de los impronunciables Hohenzollern acompañadas de una botella de vino blanco. Cervezas increíbles y mojitos de coco por las noches, y por las mañanas despertando a ver con qué me sorprendía la ciudad esta vez.

No puedo ni imaginar lo bonita que será la ciudad en verano, pero si puedo esperar a verla. Nos volveremos a encontrar. Gracias Paula por todo, te quiero.

IMG_3123

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s